EJERCICIO TERAPÉUTICO PARA EL CODO

 

En las diversas lesiones de la articulación del codo el tratamiento varía dependiendo de las características de cada patología. Pero, todos los protocolos de tratamiento tienen una cosa en común, el ejercicio terapéutico.

El ejercicio es muy utilizado en todos los programas de recuperación por los cambios y mejorías que provoca a nivel de las estructuras lesionadas. Hoy en día, aparte de que se utilice en el proceso de recuperación de una lesión, el ejercicio es considerado una de las mejores herramientas para realizar un trabajo de prevención para evitar recaídas o nuevas lesiones.

En el caso de las patologías del codo como la epicondilitis (codo de tenista), epitrocleitis (codo de golfista), bursitis de codo, etc. el ejercicio formará parte de todos los protocolos de recuperación con diferentes objetivos y planteamientos.

BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN EL CODO

 

Cuando hay una lesión de por medio, a la hora de realizar ejercicio es importante consultar con un especialista. Ya que es importante saber que ejercicios son beneficiosos y cuales están contraindicados para esa lesión en concreto.

Todos los especialistas coinciden que hay que realizar ejercicios en el proceso de recuperación por los diversos beneficios que aporta. Por un lado, favorece la circulación sanguínea y linfática mejorando así el estado del músculo, previene adherencias y contracturas, ayuda a mantener la movilidad y la funcionalidad del miembro afecto y mejora las capacidades viscoelásticas del tendón y del músculo.

Por otro lado, son muy utilizados en las últimas fases de la rehabilitación para aumentar la potencia y resistencia muscular, recuperar el tono muscular y mejorar la capacidad funcional de la estructura lesionada.

CLASIFICACIÓN DE EJERCICIOS

 

Ejercicios pasivos

En este tipo de ejercicios el paciente no realiza ningún movimiento voluntario, es decir, no activa la musculatura de la zona a tratar. Estos ejercicios se suelen ejecutar con la ayuda de un terapeuta. Dicha persona realiza las movilizaciones y estiramientos necesarios para que la persona que sufre la lesión no haga ningún esfuerzo (no active la musculatura). También se pueden aplicar por uno mismo, por ejemplo, en el caso de los dolores de codo se puede ayudar del miembro superior sano para realizar las movilizaciones del codo afecto. Estos ejercicios pasivos se utilizan principalmente para mejorar el rango de movimiento articular en caso de que haya una restricción.

Las técnicas más utilizadas en estos ejercicios pasivos son:

  • Movilizaciones
  • Estiramientos
  • Manipulaciones
  • Tracciones articulares

 

Ejercicios activos

Estos ejercicios son realizados por el propio paciente de forma voluntaria activando la musculatura correspondiente y de una forma consciente y controlada. Los ejercicios activos se utilizan sobre todo para recuperar y mantener la función muscular, para recuperar el tono muscular y para evitar la pérdida de masa muscular.

Dentro de los ejercicios activos podemos encontrar los siguientes tipos de ejercicio:

  • Isométrico: las fibras musculares se contraen sin cambiar la longitud (tamaño) del músculo (las dos inserciones del músculo se mantienen a la misma distancia)
  • Concéntrico: las fibras musculares se contraen y el músculo se acorta (las dos inserciones del músculo se acercan)
  • Excéntrico: las fibras musculares se contraen y el músculo se alarga (las dos inserciones del músculo se distancian)

 

EJERCICIOS EN LESIONES DE CODO

 

El ejercicio es una herramienta terapéutica muy útil para aliviar y mejorar el dolor que provoca la epicondilitis. Pero no todos los ejercicios para codo de tenista son útiles para esta patología, por lo que será imprescindible conocer bien las causas y síntomas de esta lesión. Para ello, puede encontrar aquí más información sobre el codo de tenista.

 

EJERCICIOS PARA EL CODO DE GOLFISTA

 

Para recuperar las lesiones de codo como la epitrocleitis o codo de golfista cada vez se utiliza más el ejercicio terapéutico. Está demostrado que el ejercicio aporta diversos beneficios en lesiones tendinosas, pero para saber qué ejercicio debemos realizar es indispensable informarnos antes acerca de la lesión. Puede encontrar más información en el siguiente articulo: epitrocleitis.

 

ejercicios epitrocleitis


ESTIRAMIENTOS EPITROCLEITIS

¡Primero relájate!

Esta lesión de codo suele estar provocado por movimientos repetitivos o sobrecarga de la musculatura flexora del antebrazo. Por lo que el primer objetivo será relajar esa musculatura y quitarle carga al tendón. Para ello, nos podemos beneficiar de los estiramientos pasivos.

Para realizar este estiramiento colocaremos el codo en extensión completa y con la ayuda de la mano sana realizaremos una extensión (los dedos mirando hacia arriba) de muñeca. Tenemos que notar tensión en la parte inferior del antebrazo.

codo de golfista estiramientos

Mantendremos esa posición durante 30-45 segundo y realizaremos 3 series


EJERCICIOS CODO DE GOLFISTA: Isométricos

¿El ejercicio alivia el dolor?

Para aliviar los síntomas de dolor de las primeras fases será muy útil realizar ejercicio isométrico de la musculatura implicada.

Mediante este ejercicio conseguiremos reducir el dolor y mejorar la capacidad de contracción del músculo, ya que, a raíz de la lesión puede haber un proceso de inhibición de algunas fibras musculares. Para realizar este ejercicio cogeremos una pesa o cualquier cosa que pese más o menos 1-2kg.

 

Colocaremos el antebrazo apoyado sobre la mesa en supinación (con la palma mirando hacia arriba) con la muñeca y la mano fuera de ella. Con la ayuda de la mano sana subiremos hacia arriba (flexión) la muñeca sin mover el antebrazo de forma que los flexores del antebrazo no hagan fuerza.

Una vez en esa posición, dejamos de ayudar con la mano sana y tenemos que mantener esa posición de flexión de muñeca durante 15 segundos 3 veces con pequeños descansos de 5 segundos.

Realizaremos este procedimiento 5 veces con un descanso de 1 minuto entre series.

EPITROCLEITIS EJERCICIOS: Concéntricos

¡La falta de fuerza ya no va a ser un problema!

Uno de los principales síntomas de la epitrocleitis o codo de golfista es la falta de fuerza a la hora de coger cosas. Esto viene dado por el fenómeno de inhibición antes mencionado y por el reposo realizado a causa del dolor.

Para remediar esta falta de fuerza realizaremos ejercicio concéntrico de los flexores del antebrazo. Para completar este ejercicio colocaremos el antebrazo encima de la mesa en supinación (la palma mirando hacia arriba) con la muñeca y mano fuera de ella.

ejercicios codo de golfista

Una vez en esa posición cogeremos una pesa o cualquier objeto que pese 1-2kg y realizaremos el movimiento de flexión de muñeca (subir y bajar la muñeca) 15 veces.

Tenemos que notar cómo se activa la musculatura flexora tanto en la fase de subida como en la de bajada. Haremos 3-5 series de este procedimiento.


CODO DE GOLFISTA EJERCICIOS: Excéntricos

¡El objetivo volver al 100%!

Por último, el músculo y el tendón deben recuperar las propiedades viscoelásticas y mecánicas para realizar las actividades de la vida diaria. Para ello, utilizaremos el ejercicio excéntrico.

Para realizar este ejercicio colocaremos el antebrazo en la misma posición que para el ejercicio concéntrico, es decir, con el antebrazo apoyado sobre la mesa en supinación (con la palma mirando hacia arriba) con la muñeca y la mano fuera de ella.

Cogeremos en la mano una pesa o cualquier cosa que pese más o menos 1-4kg. Con la ayuda de la otra mano subiremos hacia arriba la muñeca sin mover el antebrazo de forma que los flexores del antebrazo no hagan fuerza.

epitrocleitis ejercicios

Una vez en esa posición bajamos la mano de una forma progresiva resistiendo la gravedad, es decir, no dejamos que se caiga la mano por sí sola, si no que controlamos la bajada de una forma activa de tal forma que se activen los músculos flexores del antebrazo.

Realizaremos este ejercicio 12 veces 3-5 series.


Ejercicios para la bursitis

En el caso de los dolores en la parte posterior del codo provocados por una bursitis, el ejercicio estará indicado con diferentes objetivos.

Después de pasar la fase aguda de la lesión (fase inflamatoria), realizaremos estiramientos pasivos de la musculatura del brazo para intentar relajar los músculos contraídos a raíz de la lesión. También, realizaremos movilizaciones pasivas del codo para intentar mantener o recuperar la correcta movilidad del codo, ya que este tipo de lesiones suelen limitar la movilidad de la articulación implicada.

Por último, realizaremos ejercicios activos para reeducar y estabilizar tanto la musculatura del codo como la del hombro para mejorar la calidad del movimiento y quitar carga mecánica al codo.

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta: ¿es bueno hacer ejercicio cuando estoy lesionado? Sí, pero con conocimiento. Recuerda consultar siempre con un especialista antes de realizar cualquier ejercicio.

EJERCICIOS PARA CODO DE TENISTA

 

Ejercicios para Codo
5 (100%) 8 votes